Un Proyecto para Todos

A la hora de pensar una sociedad más justa, ya sea construirla o acompañar un proyecto cuyo fin sea el bien común, me encuentro ante un dilema fundamental, que puede o no significar una o varias contradicciones: que los ideales propios satisfagan las aspiraciones y la visión del grueso popular. Porque considero que estaría omitiendo una parte fundamental del proyecto de no hacerlo, y esto delataría un corto conocimiento de la sociedad, que de no ser replanteado acabaría en un bienintencionado elitismo, como ya ha sucedido incontables veces en la historia de nuestro país y del mundo. No estaría contribuyendo en nada a la paz y el bienestar si no valoro el sentimiento de la gente tal vez sin mucha formación cultural, pero de buena fe. Y entonces me resolvería a resignar ciertas suposiciones, y a comenzar por el principio, en lugar de por el final. Y tal vez encontraría que dicho final, ideal para mí, no sería el resultado, sino otro final diferente, ideal en términos colectivos y en función de la cultura y las experiencias colectivas. Menospreciando creencias, costumbres y sentimientos de gente de buena fe, estaríamos demostrando una corta visión y una dureza de corazón, y tal vez necesitaríamos aprender primero nosotros de los demás, antes de pretender juzgar o cambiar al prójimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: